iglesiaortodoxa@gmail.com
02 6 038 466
Tomado del Prólogo de Ohrid, por san Nicolás Velimirović

Hijo de Uroš I y de la reina Elena, y hermano de Dragutin, luchó ferozmente para defender la fe suya y de su pueblo. Luchó contra Miguel Paleólogo porque este aceptó la unión con Roma y estaba presionando a los pueblos de los Balcanes y a los monjes de Atos para que aceptaran al Papa. Luchó contra Shishman, rey de Bulgaria, y Nogai, rey de los tártaros, para defender su país de estos. Todas sus batallas fueron exitosas, pues oraba constantemente a Dios y se ponía en sus manos. Construyó más de cuarenta iglesias, tanto en su propia tierra (Treskavac, Gračanica, San Jorge en Nagorić, la Santa Madre de Dios en Skoplje, Banjska, etc.) como en Salónica, Sofía, Constantinopla, Jerusalén y la santa montaña de Atos. Entró a su descanso en el Señor el 29 de octubre de 1320, y su cuerpo pronto fue revelado como incorrupto y obrador de milagros. Sus reliquias son aún preservadas en ese estado en la Iglesia del Santo Rey en Sofía.

VOLVER AL CALENDARIO