iglesiaortodoxa@gmail.com
02 6 038 466

San Philito, su esposa Lidia y sus hijos Macedonio y Teoprepido fueron martirizados durante el reinado del emperador Adriano (años 118-138). Philito fue consejero del emperador. Sabemos muy poco sobre su familia. Sólo que los martirios de ellos empezaron en Roma y terminaron en Iliria. Tirados al aceite hirviendo quedaron inmunes. Pero queriendo llegar pronto a Cristo, los mártires pidieron la muerte y rezando se fueron con el Señor. Viendo la inquebrantable fe de Philito y su familia, el general romano Agrícola y el carcelero Crónido creyeron en Cristo y también fueron martirizados.

VOLVER AL CALENDARIO