iglesiaortodoxa@gmail.com
02 6 038 466

El príncipe Vsevolod, después del bautismo Gabriel, era el hijo de San Gran Duque Mstislavo y el nieto de Vladimiro Monomaj. Nacido y criado en Novgorod, desde su infancia se entregó enteramente al Señor, a través de la oración y la lectura de los libros santos. Y fue fiel al Señor durante toda su vida. "Aprendiendo siempre de los Mandamientos del Dios, el tenía el alma misericordiosa."Cuando empezó a gobernar Novgorod en el año 1117 hizo una victoriosa campaña sobre la ciudad de Yam, en el año 1123 y en el año 1132 peleó contra el pueblo Chud, tomando la ciudad de Iuriev. Corajudo y con mucha fuerza corporal, él levantaba su espada no para el provecho o para demostrar su poder, sino solamente para establecer la paz y el orden y para la defensa de sus súbditos. Completaba el coraje de un guerrero con un profundo amor a su patria. Por este amor, por el ordenamiento, por el florecimiento de su patria y su tranquilidad él envainaba la espada, renunciando a su propia fama. Durante su gobierno en Novgorod, él se preocupaba por la educación cristiana y por la vida cristiana de sus súbditos. Con devoción respetaba a los Santos Oficios de la Iglesia. Construyó muchas iglesias, defendía a los débiles contra los poderosos, era el "amigo de los humildes, quien daba de comer a los huérfanos y protegía a los pobres." Y en general un verdadero padre de sus súbditos. Cuando, en el año 1127, Novgorod sufría la gran hambruna el príncipe compartía con el pueblo sus bienes y consolaba a los necesitados.

La virtuosa vida del Santo príncipe y su firme poder que luchaba contra todo lo que era ilegal no les gustaba mucho a los ciudadanos de Novgorod. Ellos eran arbitrarios y todavía no exentos del paganismo. Ellos encarcelaron al príncipe Vsevolod con toda su familia. A los 2 meses dejaron salir de la ciudad a toda la familia. Entonces, San Vsevolod se fue a la ciudad de Pskov, donde los ciudadanos lo eligieron como su príncipe. En Pskov, el Santo príncipe edificó la Catedral de Santa Trinidad y pronto falleció en el año 1138, teniendo 46 años de edad. En el año 1193 fueron halladas imperecederas las reliquias de San Vsevolod y desde entonces junto a su tumba comenzaron las curaciones. La Iglesia Rusa venera al San Vsevolod como cristiano que sufrió el destierro por los suyos y El Señor lo glorificó como su fiel siervo con las milagrosas curaciones que tuvieron lugar cerca de su tumba. A pesar de que había gobernado la ciudad de Pskov solamente un año, el dejó un profundo recuerdo de sí mismo. En todas las circunstancias difíciles los ciudadanos de Pskov pedían la ayuda a su Santo príncipe. Durante el asedio de Pskov por las tropas del Esteban Batorio se traía desde la Catedral de la Santa Trinidad el icono del Venerable príncipe Vsevolod — Gabriel para levantar el ánimo de los defensores y los entusiasmados defensores de Pskov rechazaban los ataques de los polacos.

VOLVER AL CALENDARIO